viernes, 4 de abril de 2014

DESPERTANDO LA CHISPA DIVINA





En los momentos mas oscuros de nuestra existencia, en los ciclos repetitivos, en las mareas revueltas y en la inertidad. Pueden aparecer algunas luces, ideas, movimientos o esperanzas que nos hagan volver a creer en nosotros.



Una ilusión, un proyecto o un empujón, salen de la nada y nos encienden en nuestro interior.



Nuestro Dios, Creador, tal vez un Santo, un Ángel de la Guarda viene a despertarnos y a recordarnos nuestra valía y nuestra fuerza.

Un fuerza apagada pero en la cuál ellos no han perdido la esperanza de volver a encender.

Encendernos la pasión de un nuevo sueño, una alegría, un plan un sentido a nuestra vida.

¡ QUE VUESTRA CHISPA DIVINA, NO SE APAGUE NUNCA Y LOS QUE VIVEN A OSCURAS, REZAR PARA QUE VENGAN PRONTO A ENCENDERLA !