sábado, 29 de abril de 2017

CUANDO NUESTRA ILUSIÓN NOS ENGAÑA





Cuando nuestra ilusión nos juega malas pasadas, nos sentimos decepcionado con todo y con todos.

Muchas veces cuando estamos pasando por un bache, imaginamos que todo es posible y que vendrá la campana a salvarnos o se romperán las barreras que existen.

En nuestra desesperación, soñamos con lo imposible como niños.
Bailamos, cantamos y pedimos al viento todos nuestros deseos. Queremos ese milagro que nos haga la visita y así saldremos ese pozo sin fondo.

La decepción llega cuando no ocurre y nuestros sueños se desvanecen.
Somos conscientes que los demás no ven nuestras necesidades, que no nos ayudan o no nos comprenden.

Otros, nos abren los ojos y nos muestran la trampa de nuestra mente díscola en medio de la tempestad.

También aparecen encantadores de serpientes que nos hacen ver que “todo es posible”, pero cuando ven nuestras nulas posibilidades, se retiran de inmediato y nos dejan de nuevo en el pozo.

De repente, esas ayudas que creíamos posibles se esfuman y el sueño se termina.

Volvemos a despertar en nuestra jaula y con dolor en el corazón y en al alma, seguimos intentando levantar el vuelo.

Creemos que vendrán nuevas oportunidades o que si no pudo ser, era porque no era bueno para nosotros.

Mejor pensar de esta manera, sin culpabilidad y aceptado la realidad.

jueves, 13 de abril de 2017

¡Organiza tus fotos en 10 pasos!



1. Elije para tus viajes cámara de fotos o de vídeo, dependiendo de tus gustos. Yo en lo particular, llevo las dos "por si acaso".



2. No olvides llevar tus cargadores, memorias de sobra y tarjetas varias para guardar todas la fotos.

3.Siempre haz fotos de más que de menos, se pueden borrar más tarde, pero los momentos son únicos e irrepetibles.

4. Cada vez que hagas fotos de un sitio o lugar diferente, haz un foto con el nombre que lo designa, se suele olvidar al montar los álbunes correspondientes. Yo suelo hacer una foto al nombre de la ciudad o al monumento en cuestión, antes de empezar las fotos. Así evito confusiones y me acuerdo siempre donde estuve. En caso de que no tenga un cartel, suelo fotografiar una entrada o a boli en mi propia mano.



5. Repasa las fotos todas las noches después de una jornada, siempre puedes hacer una criba y eliminar las borrosas. Es un paso que te ahorras antes de pasarlas al ordenador.

6. Al regresar del viaje o evento, no tardes más de dos semanas en colocar las fotos y así evitas olvidos de nombres. Cuanto más tiempo pase, más pereza dará ponerse a la tarea.

7. Al llegar a casa, lo primero pasar la fotos al ordenador. Organízalas por visitas a ciudades, eventos o sitios a visitar en carpetas. Revisa todas las fotos y elimina las necesarias.

8. Una vez que tengas las fotos adecuadas, pásalas a una memoria externa o un pen, al hacer copias, evitarás la pérdida de las mismas.

9. Yo en lo particular, me gusta hacer vídeos de mis viajes y también suelo editar libros digitales, son mucho más prácticos que imprimir las fotos y me permite tenerlas todas juntas.



10. Suelo imprimir las fotos únicas y las suelo enviar a familiares o las incluyo en algún marco. Después borro de las memorias todas las fotos y vuelvo a empezar hasta el próximo viaje.