miércoles, 7 de junio de 2017

De las GUERRAS NO se aprende NADA, de una BATALLA SI



De las guerras, no se aprende absolutamente nada y de las propias nuestras aún menos.

Cuando a nuestro alrededor todo se derrumba, no hay nada que aprender, nada que salvar.

Todo es odio, insatisfación, rencor, ira y pena. Mucha pena.

Una pérdida de tiempo que nos hace ser muy muy débiles y que podemos seguir perdidos durante muchos años.

De una batalla, si podemos aprender.

Saber que es lo que falló, que podemos mejorar y prepararnos para la próxima.

Apoyarnos en nuestros pilares y revisar el que está roto.

Coger fuerzas y madurar.

Pero cuando absolutamente todo se destruye, no hay nada que hacer y la ayuda humanitaria puede tardar tanto que cuando lleguen, no quede NADA.

Por eso NO A LAS GUERRAS.

 
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡ Gracias por tu tiempo, tu comentario siempre es bienvenido !